A nuestro lado los Prodígios ¡Se vuelven Leyendas!
Detalle de noticias
Balance de la jornada


17 de Octubre del 2016 / 13:06  
En la Jornada 13 del campeonato, el balón tocó con su mística a algunos jugadores que hicieron enloquecer aficiones con sus anotaciones agónicas, goles de un sabor tan dulce como la miel.

En el Estadio Jalisco, en un partido en el que Tiago Volpi había dado cátedra bajo tres palos, con el reloj asfixiando a Zorros y Gallos se apareció una zurda prodigiosa y valiente, porque animarse a cobrar un tiro libre en un momento crucial no es fácil y más cuando el eterno capitán Rafa Márquez también está dispuesto a cobrar. Daniel Arreola se animó, se llenó de confianza, se la quitó a Rafa y ejecutó en la última acción del partido, su disparo en el 90+4 fue mágico, venció a Tiago Volpi y se convirtió en 3 puntos. El partido terminó inmediatamente después del gol, 2-1 para Atlas.

En el Estadio Azteca, en plenos festejos del Centenario, el balón se encontró con uno de sus viejos cómplices en este tipo de historias. Se llama Michael Arroyo. El espectacular volante también tomó un tiro libre en una parte seria del juego de aniversario que enfrente presentaba al superlíder del torneo, Tijuana. Nada sencillo. Pero todo lo sabemos, si un partido necesita desenredarse y hay un balón parado, hay que llamar a “Mickey”, nadie como él. El ecuatoriano venció a Vilar a 10 minutos del fin del partido y desató la locura en el Azteca que festejaba a sus Águilas con un lleno. Ganó el América en su fiesta.

En la apertura de la Jornada 13 Veracruz empezó venciendo al León pero la renovada fiera le dio la vuelta al juego. Y lo hizo también en la recta final. El protagonista fue Mauro Boselli, el ariete con olfato de gol desarrolladísimo, cerró una pinza en el área chica, se aventó casi al suelo para empujar con la cabeza. Corría el 84 y los Esmeraldas ganaban en el puerto. El equipo de Torrente suma y suma triunfos en busca de la calificación. Boselli se vistió de héroe.

Finalmente, el domingo al mediodía, Pumas se cansó de perdonar a los Diablos en su casa. Y el Toluca, que sabe ganar cuando juega de local, esperó casi hasta el final, el minuto 85, para dar un golpe definitivo y romper el empate. Se apareció Fernando Uribe, recibió un servicio largo desde la derecha y conectó de primera intención lejos del alcance de Alejandro Palacios. Los escarlatas de Cristante le ganaron a Pumas, también en plena agonía del compromiso.

Aunque no lograron la victoria, merecen mención honorífica, los cementeros perdían en Morelia y desde la banca salió al rescate Jonathan Cristaldo. El refuerzo de Cruz Azul encontró, en el distante 90+5, un balón perdido en el área tras un tiro de esquina, logró enviarlo al fondo para el 1-1. Un punto valioso para el equipo de Tomás Boy.

Así fue como la Jornada 13 se vio engalanada por ellos, los héroes que gustan de la agonía, aparecer de la nada para convertir la asfixia del tiempo en oro.

Nota: Chava Aguilera
Liga MX


Recomienda esta noticia